ojos

miércoles, 28 de septiembre de 2016

PALABRAS a ras DE PIEL


Ocurrirá el próximo martes, 4 de octubre. En Vallecas. En la librería La Esquina del Zorro. En setiembre han iniciado un nuevo ciclo de POÉTIKAS y nos han dado la alegría de contar con nosotros para ofreceros una pequeña muestra de de versos y prosas, de "PALABRAS a ras DE PIEL". Y para regalaros un recuerdo especial con forma de "zorripoema".
Gracias a Gsús Bonilla por organizar estos eventos y a los compañeros de la librería por acogernos en un espacio tan agradable y literariamente cautivante.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Y DE NADIE MÁS

Propiedad privada.
Privada de anchas avenidas
por donde caminar sin espejos retrovisores,
de acariciar otra mano
que no sea la piel que te acuchilla,
de subir al autobús
sin ocupar el asiento del terror,
de pintarte los labios extendidos
para esconder las señales represoras.
Propiedad privada.
Privada de vida,
amortajada con las redes del cazador,
rendida a la ley de las que pierden el nombre,
blanco del hombre que te dejó reir
para caer sobre ti como los cuervos.
Crónica de sucesos:
“Una más. Algo habrá hecho”.
Propiedad privada
todos los días de tu muerte.

 “Yo, te quiero a ti como esposo, y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida.”


jueves, 18 de agosto de 2016

Romance abandonado



Camino a Granada voy,
un romance bajo el brazo,
una canción en la luna,
una muerte va rondando.
Solo con mi soledad,
de mi verso acompañado,
por mis amigos herido,
con la luna y a caballo.
Voy camino de Granada
donde me aguarda un barranco,
las crónicas no aseguran
que con mi sangre manchado.
Solo con mi soledad
y un romance bajo el brazo
mi pasión di a los traidores.
El romance está llorando.          (Camino de Víznar a Alfacar, 18 de agosto de 1936)

C.M.P.

miércoles, 22 de junio de 2016

MALA DIGESTIÓN

Muy a mi pesar,
hoy me he desayunado con sal de frutas
(para la buena digestión es un remedio)
porque los jugos gástricos, los míos,
han perdido el rumbo y andan locos.
No es fácil digerir un batido de alambrada.
Se enredan los titulares de algún periódico
con la palabra negra del comunicador,
tan retocada y necia como los delfines
que hacen piruetas delante de embobados espectadores.
Se enredan, digo, para disgusto de mis enzimas,
que se desbarajustan y pierden el sentido
de la orientación. Mi cerebro desaprende su tarea.
Se queda embelesado de una imagen, una, y luego
otra y otra y otra…
No es fácil digerir un zumo de balas recién disparado.
El plomo es resistente cuando queda bloqueado,
por ejemplo, en la boca del estómago mientras
lo elaboran desde los cráneos que firman sentencias,
como si fuera la compra de un chalet adosado.
No es fácil digerir un cóctel de espuma
sumergida en madera de cayuco.
Las astillas suelen clavarse en la memoria,
una parte muy sensible a corto plazo
de nuestro sistema límbico.
La única dieta recomendada para no sufrir indigestiones
durante la noche, después de un atentado a la conciencia,
es reposar los fotogramas y seguir revisando qué ha fallado
en la armonía de los cuerpos celestes.
C.M.P.

viernes, 8 de abril de 2016

Parlamentarios

Y mientras parlamentan leyes vanas,
ellos y ellas,
ellas y ellos,

el refugiado bebe el agua de los charcos,
tirita con el agua de los charcos,
amamanta con el agua de los charcos.
Asilo denegado.
Y mientras deliberan en sus tronos,
bocas y labios,
labios y bocas,
el hipotecado busca un grifo en la cocina,
conduce un coche sin volante,
guarda las sobras del supermercado.
Trabajo denegado.
Y mientras se disfrazan de patriotas,
claveles y dalias,
dalias y claveles,
la mujer pierde un camino que no es suyo,
se esconde en el desván de las ausencias,
muere a menudo de forma intermitente.
Vida denegada.
Bécquer no iba tan descaminado.

CMP

martes, 22 de marzo de 2016

LA POESÍA VA EN SERIO


El colectivo PoeKas, representado por diez de sus integrantes, se expresó el pasado 18 de marzo en un idioma comprensible, solidario, reivindicativo y conciliador. Desde el auditorio del C.C. Alberto Sánchez (Vallekas) ofreció un ramillete de poemas con diferentes matices pero un deseo común: hacer de la Poesía una necesidad que deje huella en todas las culturas. 








"Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde..."  
Jaime Gil de Biedma




sábado, 13 de febrero de 2016

AMIGA DEL ALMA


Con tu punto exacto de locura, con tu pequeño gran misterio, con tu puerta siempre abierta a la fantasía, con tu voz tan cercana y real. A ratos cariñosa; otros, arisca o brutal en tus palabras. Los más, fiel y leal compañera. Horizonte claro en tiempos oscuros (cuando te escondías detrás de las cortinas invisibles con acceso imposible para la mayoría sometida), lazo de unión en días rotos por la incertidumbre, creadora de sueños, acompañante en los desvelos, en las nostalgias, en las separaciones, en las cercanías. Entrañable, querida. Mi gorrión de cabecera. Tan imprescindible en cualquier momento del día o de la noche como una taza de chocolate con picatostes en los fríos invernales. Atrevida, mágica, locuaz. Herramienta de ilusión masiva. El personaje de los personajes. Ilustrada, prudente, insensata. Volátil cuando me hablas de la historia de otros seres de los que huyes en mi presencia. Mudable según el punto del dial en que te escuche. Tú decides las formas, el tempo, la canción o el poema, el kilómetro en el que hemos de parar a tomar café. Sí respondo, o no, cuando llaman a la puerta. Con tu punto exacto de locura. Que siempre armoniza con el mío.

miércoles, 10 de febrero de 2016

MULTICOLORES


Al sol de la tarde
la ropa presume de ser
funambulista.
Sin red. Sin quitamiedos.
De ventana a ventana
la piel desnuda
se torna coraza de nube
y lanza su grito indomable
por los cielos de Vallekas.
Mezclan su sangre
algodones de todos los colores
mientras corren al fondo
en busca de nuevos aliados.
Sombra y sol parecen uno.
Sin red. Sin quitamiedos.

.

miércoles, 3 de febrero de 2016

TRASPIÉ




Descendí por las escaleras del metro como un saltamontes. Iba tan descontrolada que no me fijé en ella. A las ocho de la mañana, camino del trabajo, entre el sueño y las prisas, cualquier estación del suburbano madrileño  se convierte en un maremágnum de cuerpos que deambulan como autómatas por los andenes. Tropecé y caí de bruces sobre una sábana. Pulseras, collares, abanicos, gafas y demás abalorios salieron despedidos a lo largo del pasillo. El golpe me dejó tan aturdida que no podía ni levantarme. Me miró con gesto de horror y vino hacia mí, mientras bramaba a voz en grito unas palabras ininteligibles. Me asusté al verle tan irritado. Se acercó, me levantó con sumo cuidado y cuando comprobó que mi estado de salud no había sufrido daños, con paciencia y serenidad, se puso a colocar de nuevo su sustento encima de la sábana.

lunes, 16 de noviembre de 2015

BARCOPOEMAS VALLEKANOS


Comenzamos la tarde del 12 de noviembre con un cierto misterio. Un escritor y poeta vallekano mostraba por primera vez en directo sus versos en el C.C. Paco Rabal, invitado por el Colectivo PoeKas, dentro del ciclo "A Vallecas en verso". El acto, rodeado por la ficción utópica, surrealista y mágica que ofrecen las creaciones de Luis Miguel Morales, lo introdujo Concha Morales, poeka y hermana del autor, servidora de vosotros en todo lo que gustéis mandar y yo pueda, o deba, obedecer.

La flotilla conquistó a los asistentes con su cargamento de metáforas, alegorías y mensajes lanzados directamente al corazón. Unas veces, nostálgicos; otras, solidarios; las más, impregnados de esa lluvia de acontecimientos que masacran en todos los frentes (humanos y sociales) a la sensibilidad de las personas que, como Luis Miguel Morales, luchan desde la acción pacífica y la palabra porque se reconduzca la sinrazón prefabricada por aquellos a los que les importa un bledo (perdón por la salida de tono) la grandeza insignificante que se esconde detrás de las vidas humanas.

Intenso, emocionante y variado resultó el recital. El protagonista se tomó un descanso, para recuperar fuerzas anímicas, y dejó que fueran varios de los asistentes (familiares, amigos, poeKas) los que leyeran el contenido de los barquitos de papel. Prosa y verso se unieron en un maridaje fascinante y seductor. 

Luis Miguel agradeció a PoeKas la oportunidad de expresarse ante las gentes de su barrio. Con vinillo dulce y deliciosas pastas acabó el recitado, pero las emociones continuarán.