ojos

domingo, 29 de septiembre de 2013

ENTRE CAJAS. NO DE CARTÓN, NECESARIAMENTE.

No, no hablo de un escenario teatral; aquí no hay entramado, ni telón, ni focos, ni proscenio, ni platea... lo que voy a mostraros es el día a día de uno de los seres cuadrúpedos más curiosos, enigmáticos, independientes, cariñosos, tranquilos, elegantes y muchos etcéteras, que pueblan nuestro planeta: EL GATO.


¿Sabéis que en el cerebro de los gatos hay zonas que se relacionan con las emociones, al igual que ocurre en el ser humano?

De la temática en la entrada de hoy es casi por completo responsable mi amiga Lídia, quien desde su blog "Cafés en solitario" me animó a seguir su ejemplo. No he podido resistirme.  ¡Y Kafeto tan contento!

Gatos y cajas, escondites y gatos componen unas parejas de baile con una armonía y un ritmo tan singulares que lo mejor es dejarse llevar por la inercia de sus pasos y por la cadencia de sus espectaculares y sincronizadas figuras estilísticas.







Juguemos, pues, al escondite. Kafeto nos muestra cómo.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

LA FOTO DE LOS MIÉRCOLES

ATENAS. CUALQUIER DÍA DURANTE 2013.


Me aterra la violencia, ya sea gratuita o de pago, individual o colectiva. Detesto la violencia, venga de donde venga. Ya sea justificada o indiscriminada, documentada o sin papeles. Lo feroz, el exabrupto, la brusquedad, me dejan despoblada. Sin raíces. Envuelta en llamas como un desierto después de la catástrofe.


 
"La muralla" es un poema de Nicolás Guillén (Cuba, 1902-1989)

miércoles, 18 de septiembre de 2013

LA FOTO DE LOS MIÉRCOLES

Podría ser Lisboa... podría ser La Habana... podría ser cualquier ciudad del mundo. Es VALLEKAS. Una calle cualquiera del barrio. De mi barrio. Miles de banderas como estas ondean a diario sobre las calles y los patios. De todos los colores, ideologías, gustos, tendencias. En cualquier momento del día o de la noche. Con las aceras secas o empapadas de lluvia, después de una larga jornada laboral... Esto, ahora, en el mejor de los casos. Banderas de nadie, como dice la canción, o banderas para todos, como prefiero contar yo. "En cada esquina, un amigo..."


 LISBOA 1974.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

LA FOTO DE LOS MIÉRCOLES

Amigos, se me acaba de ocurrir la creación de un nuevo espacio en este blog. Así es. Año nuevo, ideas nuevas. Cada miércoles, procuraré dejaros una instantánea de actualidad (presente, pasada o futura) para que de la Historia no se borre que en NUESTRAS VIDAS han sucedido hechos que no debemos olvidar. 


HOY, 11 DE SETIEMBRE, SE CUMPLEN 40 AÑOS DEL GOLPE DE ESTADO EN CHILE.

domingo, 8 de septiembre de 2013

TORRENUEVA

De vuelta estoy con una entrada muy especial. He conocido este verano, durante un fin de semana maravilloso, a una serie de personas a las que me va a ser difícil olvidar...  Nuestra amiga Maruja (gran persona, gran poeta) nos invitó a Silvia (La vieja encina) y a mí, a conocer un bello pueblo de pescadores en el que ella pasa gran parte del verano, situado en la Costa Tropical. Torrenueva es su nombre. Allí, disfrutamos de bellos paisajes, de tranquilos paseos junto al mar, de exquisitos pescaítos bañados por la sal y el arte culinario granaíno, de agradables compañías e interminables tertulias al filo de la madrugada... La gran sorpresa nos llegó de improviso, en forma inesperada, con motivo de una reunión literaria que habían organizado unos amigos de Maruja y a la que fuimos invitadas con todo cariño. Alrededor de una mesa, los poemas fueron tomando vida, las emociones se arremolinaron junto a nosotros y los recuerdos, entrañables y vivos, se adueñaron de las voces y de los sentimientos de todos los presentes. Los versos se mezclaron con el pastel de bienvenida, las estrofas se empaparon de nostalgia y de gratas evocaciones sobre las tierras y las gentes torreñas. La velada perfecta para los amantes de la poesía. Los anfitriones perfectos para una velada enriquecida con la sencillez y el afecto por parte de nuestros nuevos amigos.


Gentes de Torrenueva,
cálidas gentes,
con regusto a canela;
vivas, valientes.
Antonio, Mary Carmen,
Maruja Negro,
Conchita con su hermana,
todos torreños.
Me faltaba Mercedes,
otra paisana,
a la que Antonio quiere
como una hermana.
Gracias por recibirnos
tan gentilmente;
con los cantos y coplas
de vuestra gente.
Gracias por el cariño
que percibimos
a la orilla del mar.
Besos, amigos.