ojos

lunes, 16 de marzo de 2015

MERIENDA LITERARIA


Librería Muga nos acogió, el público respondió y nuestra ilusión se cumplió. Han pasado algunas semanas, la agenda de "Sobresaltos" se ve desbordada, pero aquí os dejo unas pinceladas de lo que ocurrió el pasado 21 de febrero, en que tres osados aventureros de la pluma (hoy conocida popularmente como programa word) se enfrentaron a la siempre bienintencionada labor de unos fantásticos y agradecidos asistentes que disfrutaron, reflexionaron, se entretuvieron y sufrieron con las amargas anécdotas del hijo de la señora Amelia (Pablo García, su retratista), con la sorprendente introspección del individuo que añora la pérdida de esa molesta piedra que a veces se nos cuela en el zapato (Luis Miguel Morales, su creador) y con los sustos poéticamente cotidianos de servidora (Concha Morales).


Cálido ambiente, buena armonía entre los relatores, lleno absoluto en la sala y, como colofón, unas delicias de chocolate ofrecidas con todo cariño a la concurrencia. ¿Se puede pedir más?