ojos

jueves, 19 de diciembre de 2013

SOBRESALTOS II

Otro sobresalto, en forma de verso, se asoma a este blog. Un poco menos tímido que el anterior. Lo trae de su mano nuestra amiga Silvia, La Vieja Encina, a quien le gusta hacer cameos por sorpresa y aparecer de vez en cuando a conversar un poquillo en el sofá de mi cuarto de estar.
 
 
PRÓLOGO II
 
Además de magia, tienen las madrugadas
grandes bolsillos para que les quepan dentro
palabras viajeras rebosantes de ilusión
de sentimientos recién inaugurados y, cómo no,
                          de sobresaltos.
 
Silvia Sánchez
 
 
 
CENTINELA

He preferido la luz de una vela
para componer mi canción esta noche.
He buscado la penumbra,
fiel compañera de las estrellas fugaces.
He explorado ese rincón adormecido
al borde de la noche
y me he quedado dormida sin quererlo.
Y me he quedado dormida
para recordar la calidez del sol.
Del sol que aún no se atreve
a mirarme a los ojos sin herirme.
Musical, danzante, irreverente y tembloroso
como el brillo de una vela a los pies de mi cama.
Y me he quedado dormida
con el aleteo de la madrugada.
De la madrugada que aún no se atreve
a acompañarme para componer mi canción.
Irreverente, fresca, desmayada y risueña
como la luz de una vela a los pies de mi cama.
 
Concha Morales


viernes, 6 de diciembre de 2013

NELSON MANDELA


 
 
 
En medio de la noche que me cubre,
Negra como el abismo de polo a polo,
Agradezco a cualquier dios que pudiera existir
Por mi alma inconquistable.
En las feroces garras de las circunstancias
No me he lamentado ni he llorado.
Bajo los golpes del azar
Mi cabeza sangra, pero no se doblega.
Más allá de este lugar de ira y lágrimas
Se acerca inminente el Horror de la sombra,
Y aun así la amenaza de los años
Me encuentra y me encontrará sin miedo.
No importa cuán estrecha sea la puerta,
Cuán cargada de castigos la sentencia.
Soy el amo de mi destino:
Soy el capitán de mi alma.