ojos

jueves, 24 de enero de 2013

24 DE ENERO

La Matanza de Atocha de 1977 fue un atentado terrorista cometido por extremistas de derecha en el centro de Madrid la noche del 24 de enero de 1977, en el marco del llamado terrorismo tardofranquista. Cinco sindicalistas fueron asesinados, marcando la transición española iniciada tras la muerte del dictador Francisco Franco.

Nadie.
Tras los espejos, dolor.
Ayer.
Frente a la oscuridad, silencio, dolor.
Temblores, papeles, ataúdes.
Dolor y muerte.
Disparo.
Mano inerte.
Dolor entre cuatro paredes asfixiadas
por gritos deshojados.
Nadie.
Frente al espejo, silencio.
Hoy.
Tras la oscuridad, silencio.

Atocha, 24 enero 1977

P.D. Este poema lo escribí algunas semanas después del suceso.

10 comentarios:

Aglaia Callia dijo...

Todo el honor para ellos, desconocía este hecho, toca muy fuerte.

Un abrazo.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Impresionante y Emotivo.
Esa España convulsa con aquellas antiguas reminiscencias de odio y prepotencia.
Abrazos, besos y Ronronguaus.

Román dijo...

Gran homenaje, hermana. Es una de esas fechas que nunca se olvidan, que nunca se deben olvidar.
Muases en su recuerdo.

Jara dijo...

Un homenaje muy emotivo, Koncha.
Tus palabras rompen ese silencio. Gracias por recordarlo.

Besos

Mela dijo...

Un poema muy hermoso para cinco hombres que seguramente fueron buenos, justos y honrados.
Cualquier muerte nos disminuye a todos.
Besos, Koncha

mientrasleo dijo...

y después vinieron más... que desolador
Besos

Rocío dijo...

Estas fechas deberian de recordarse muy emotivo el homenaje, un beso.

Margari dijo...

Cuánto dolor en tus versos... Recordaba el suceso, que no la fecha. Bonito homenaje.
Besotes!!!

Margaramon dijo...

Un gran homenaje, Koncha!
Besos

Mayte Esteban dijo...

Se nos van desdibujando los hechos que fueron claves para convertirnos en lo que somos. Ni siquiera recuerdo si en estos días, las noticias han hablado de ello, pero tengo el recuerdo de ese día, difuso porque era pequeña pero demasiado consciente, para ser tan pequeña, de que eran tiempos difíciles, donde podríamos haber tomado cualquier rumbo como país.

Un bonito homenaje.

Besos