ojos

domingo, 15 de enero de 2012

LA NEVADA

La tarde madrileña invita a la meditación. Sosegado y somnoliento, Kafeto mira al cielo blanquecino con que nos ha regalado hoy el recién estrenado mes de enero. Amenaza nieve. En una emisora de radio, favorita de esta familia, Concha Piquer recuerda el porqué unos "suspiros en la lejanía" nos pueden traer a la memoria del corazón olores, colores y sentimientos patrios. 


Eran los años 50. Decir España para miles de ciudadanos dolía en el alma desde el destierro. Intenso dolor apenas percibido por la mano ejecutora. Maestros, poetas, artesanos o titiriteros cambiaron la fragancia de los claveles por el bálsamo de la libertad. El poder de un poema elevó la nómina de represaliados más allá de los "campos de Castilla". Mientras, Rafael de León canta una copla cercana al oído de quien gusta escucharlo, 
"...La saliva en mi boca se hizo nieve/ y me morí como un jacinto breve/apoyado en la rosa de tu hombro..."

Eran los  años 50. Cantar a España resulta imposible desde sus adentros para los que nunca doblegaron su orgullo de españoles libres, plenos en su derecho de elegir una voz atrevida y soberana. Como la de León Felipe,
"Español del éxodo y del llanto/solo y pobre y sin más documentos en los bolsillos/que estos versos que ahora voy a leer..."

como la de Luis Cernuda,
"Si no te conozco, no he vivido; si muero/ sin conocerte, no muero, porque no he vivido."

como la de Celso Emilio Ferreiro, la voz de la Galicia beligerante,
"O teito é de pedra./ De pedra son os muros/ i as tebras./ De pedra o chan/ i as reixas."

La tarde madrileña se ha hecho noche. La meditación ha dado paso a la consciencia. Kafeto, fiel a su costumbre vespertina, duerme tranquilo. O, al menos eso pretende darme a entender. Nuestra emisora favorita emite versos eternos, de poetas eternos. Walt Whitman, uno de los padres de la poesía moderna, levanta nuestras conciencias.
"No dejes de creer que las palabras/ y las poesías/sí pueden cambiar el mundo."

Mientras tanto, en Bahrein, el pasado mes de julio, la poeta de 20 años Aya Al-Qarmezi ha sido llevada a juicio por el hecho de leer en público unos versos que han ofendido a las autoridades,
"Somos la gente que va a matar la humillación y a asesinar la miseria ¿No oye sus llantos? ¿No oye sus gritos?

Noche cerrada en la tarde madrileña. La radio se ha quedado muda. Kafeto arquea sus mandíbulas, irritado y furibundo,  y las letras de todos los alfabetos lanzan un manifiesto de rabia y desconcierto. Sin pudor, la historia vuelve a repetirse. Los castradores de la libertad no dejan de enarbolar banderas victoriosas.


Una tenue nevada comienza a caer sobre Vallekas. Hace frío. 








4 comentarios:

Pedro Luis López Pérez dijo...

Una ténue tarde madrileña con una nevada, que nos hace reflexionar e interiorizar aquellos tiempos...aquellos Poetas. A una España de hijos en el Exterior, fuera de su nido. Hermosas Palabras de Luis Cernuda. Los errores continuan;ahora en Bahrein y mañana otro país será. La Libertad es una joya muy preciada y parece que, siempre, hay alguien que esta empeñado a mimetizarla en, simplemente, una roca a su antojo y disimularla, para que él sólo pueda desempolvarla y ver su auténtica belleza.
Un abrazo a ti, Koncha y, por supuesto, a Kafeto.
PD: Yo tengo malita a mi perra "Negry"...a ver si se recupera.

KONCHA MORALES dijo...

Kafeto se preocupa por Negri y desea que se ponga buena muy pronto. Besazo!

ROMÁN dijo...

¡Combativa nevada virtual en Vallekas! Pero como se debe combatir, con palabras. Está claro que esas "autoridades" siempre vencerán con las armas, pero también está claro que volverán a salir de las trincheras construidas con plumas más palabras. Nunca podrán echar la suficiente tierra sobre ellas para callarlas.
Magnífica entrada, hermana. ¡Y no menos magnífico el clamor de Kafeto!
¡Besazos!

KONCHA MORALES dijo...

La hermana del guiri, se está poniendo guiri, también... jajajá. Muás.