ojos

viernes, 27 de enero de 2012

VIVIR

Olían sus manos a estiércol fecundado. El aire fue borrando sus huellas, los días descuidaron su nombre... y el ahora dejó de existir. VIVIR. Dejarse intensamente la piel sobre el instante. Llamarse en tiempo presente y volver a VIVIR. Ese era su único fracaso. Salir a la calle vestido de niebla y volcar en el vino las noches desnudas de besos y cuerpos danzando entre las almohadas. Las ramas del olivo arañaron su sombra y los pasos del viento se perdieron bajo las alas centelleantes de una estrella fugaz. VIVIR. Envolver los cristales con terciopelo. Buscar en los rincones la paz y el desaliento guardarlo en el desván. VIVIR. VIVIR. VIVIR. Sobre los híbridos parajes, sobre los densos espacios cerrados al sol, sobre... VIVIR. Ese fue su único fracaso. Una vez quiso ser de madera para hacerse amigo del fuego. Solo los ojos de un chopo le vieron llorar. VIVIR. Llorar. De sus manos se escapan ardientes los años sin dueño. Pasea el silencio su capa de espuma y envuelve las nubes y las bocas y las sombras. La lluvia se columpia inmortal, rotunda, perdurable, en los jirones escarchados de la incertidumbre. VIVIR. Esa es su única esperanza.

Este poema en prosa está publicado en la Antología del Club Internacional de Escritores del año 1981.

7 comentarios:

Pedro Luis López Pérez dijo...

Vivir: LLamarse en tiempo Presente.
sobre Vivir: en los espacios cerrados al sol... y entre tanta incertidumbre...Vivir es la única Esperanza. A veces el mucho Vivir trae esas dobles consecuencias de hastío y esperanza en la Vida.
Precioso Koncha.
Un abrazo y una caricia, con arrumaco, para Kafeto...Le he cogido mucho cariño...Bueno a ti, también...A los dos.

KONCHA MORALES dijo...

Pedro, es un orgullo tenerte como amigo bloguero. Kafeto y yo opinamos que eres la sensibilidad hecha persona. Un bsazo!

Margari dijo...

¡Qué triste cuando se fracasa en vivir! A veces nos equivocamos y malgastamos nuestro tiempo. Y se pasa la vida sin vivirla.
Maravilloso poema Koncha. Me lo apunto en mi cuadernito de poemas, si no te importa.
Besotes!!!

ROMÁN dijo...

VIVIR. Bonito verbo cuando se disfruta todo su significado. ¡Hermana, qué maestría! En tu vida y en tus poemas.
¡Plas, plas, plas, plas!

KONCHA MORALES dijo...

Margari, no es que no me importe que te apuntes el poema... ¡¡¡es que doy saltos de alegría!!! Gracias. Bsazo!
¿Y qué voy a contestar yo a mi hermanazo? Pues que creo que mañana voy a hacer dieta todo el día de los kilos que acabo de engordar. Así que, ya sabes, la comida queda suspendida... ¡Muás!

Paloma dijo...

¡Qué hermoso y que triste! Pero el deseo de vivir es fuerte y al final siempre hay esperanza ¿verdad?
Me ha gustado mucho.
Besos!

KONCHA MORALES dijo...

No queda más remedio que despertarse cada día con ese puntito de ilusión necesario para continuar. Bsazo!