ojos

miércoles, 2 de octubre de 2013

VALLEKAS, VERSO LIBRE

 

El semáforo en rojo
despeja las calzadas de mi barrio.
Las aceras se ensanchan
por los cuatro puntos cardinales.
Los versos disfrutan recorriendo sus calles,
engarzados en la piel del asfalto,
comprometidos con el viento,
con el pueblo, con los brazos desgastados,
flacos de jornadas de veinticuatro horas.
Vallekas es humilde desde el pan con tocino;
desde los bancos de madera generosa;
desde el orgullo amasado
en los campos de espigas audaces
y comprometidas.
El semáforo en rojo
detiene vendavales en mi barrio.
Los chopos acarician
las manos rudas sin punto y aparte.
Los versos se deslizan libres por sus lomas,
hermanados con la sal y la harina,
diluidos en la historia pasada y presente,
alimentados por la leche sin ubre
junto a los raíles del tren.
Vallekas late a doscientas pulsaciones
por segundo, sin horas,
sobre los peldaños que buscan el futuro,
tras las banderas solidarias
de sus gentes, de sus tradiciones,
de sus recuerdos apuntalados
por la constancia y el esfuerzo audaz.
Vallekas, verso libre,
recorre el empedrado de Madrid
con un canto de cigüeñas en los labios.

Mi barrio, a través del poema que presenté al concurso convocado por SOYPOETA.COM en el mes de julio, se ha paseado con garbo y orgullo por todas las calles virtuales de la red internauta. Sí, sus versos en libertad han lucido el mensaje que yo quise transmitir al escribirlos. Uno de los dos premios que se concedían, se ha quedado en VALLEKAS. Doy las gracias a los responsables de esta alegría y se la dedico a mis amigos blogueros. Visibles o invisibles; parlantes o callados; conocidos o anónimos. Va por todos vosotros DESDE VALLEKAS.



5 comentarios:

Lídia Montiel dijo...

Koncha tu poema creo que ya lo había leído, me alegra que se haya paseado por toda la blogosfera.
Un beso!!!!!

Anónimo dijo...

Garbo y estilo, el que tú tienes. Cuánto bueno hay por Vallekas.

Jara dijo...

Me veo caminar por esas calles, estoy reflejada en tus palabras, me he zambullido en estos versos libres y disfrutado de la inmersión. Me he sentido orgullosa de poderme llamar vallekana.

Enhorabuena Koncha, es un premio merecidísimo.

Besos de una vecina

Luis Miguel Morales Peinado dijo...

Pues yo estoy orgulloso de ser vallekano y hermano tuyo. ¡Ahí es ná!
Muases piratas.

Margari dijo...

NO podía pasearse de otro modo este gran poema tuyo. Con orgullo, con la cabeza bien alta! Que es una delicia leerlo!
Besotes!!