ojos

lunes, 17 de octubre de 2011

DESDE VALLEKAS

“Tus ojos me recuerdan las noches de verano...”


El verso de Machado, la voz de Paco Ibáñez. Madrid. Vallekas. Julio. La noche funde ecos de mil sonrisas nuevas, de juglares desnudos vestidos con la brisa suave y musical de palabras y expresiones  dibujadas en los ojos, con el gesto, en la piel.

Hoy vuelve. Hoy nace. Hoy se inicia, como por vez primera desde mil novecientos cincuenta y tres, un espectáculo inigualable que cada verano me pone el alma color de trigo. Vallekas sabe a mar en julio y en verano. Se enoja, como el mar, si tratan de imponerle fronteras inventadas desde el traje de alpaca y la mantilla negra. En las horas de fuego (ha cantado el poeta: ya son las 5 en punto) huele a sal y a marisma. El asfalto se ondula y vuelve azul, azul intenso y bravo. Mis raíces me han traído hasta aquí, hasta este lugar apacible, hasta este adorable barrio mío donde gentes entrañables y orgullosas y sencillas y cálidas y guardianas del pan y la hoz prenden fuegos de artificio que iluminan la cálida hora de los sueños y repiquetean como campanas estruendosas en cada rincón de mi parque, de mi habitación.

Madrid. Vallekas. Julio. Bullicio y alegría porque la del Carmen (Karmela rebautizada por quienes prefieren los cantos a los rezos) sale a dar su paseo vespertino a hombros de los cofrades como cada 16 de julio y deja su estela marinera un año más para que nadie  olvide  que la historia, nuestra historia,  se ha ido tejiendo nudo a nudo, a golpes de mar y lunas, durante toda la tarde, durante toda la vida, durante todas las noches del verano.

Vallekas, 16 de julio de un año cualquiera.

MICRORRELATO GANADOR DEL CONCURSO SEMANAL DE RNE "EL OMBLIGO DE LA LUNA"

No hay comentarios: