ojos

viernes, 20 de abril de 2012

"LA SOMBRA DE LAS HORAS SE GRADUÓ"







Inolvidable. Así fue la tarde del 19 de abril de 2012 para mi hermano y compañero bloguero y literario Román (Luis Miguel Morales). Junto a sus familiares y amigos, entre otros, Pablo García del blog Lapizplumapapel , presentó en Madrid la 2ª edición de su libro de relatos “La sombra de las horas”. El acto comenzó con unas palabras de agradecimiento por parte de Luis Miguel hacia todos los presentes. Mención especial a su mujer, Lucía. También nos rogó que cerráramos “un momento los ojos, por favor, solo un momento y… ya… ya están aquí. Bienvenidos, amigos blogueros”. A continuación, fue Román el que tomó la palabra y nos contó su corta e intensa vida desde que (dos años atrás) se decidió a enviar “El tiempo” al Certamen de Narrativa Corta “Carmen Martín Gaite”. Pensó que el mejor seudónimo que podía elegir era el segundo apellido de su padre, Juan Morales ROMÁN, en homenaje a una persona que se había marchado de su vida, de la nuestra, demasiado pronto, pero que había dejado a él y a sus hermanos, Koncha y Juan, una gran herencia: su cariño y su bondad. Y también su pasión por juntar letras sobre un folio en blanco. Siguió hablando Román de lo contentos que están él,  su hermana y Kafeto (presente a lo largo de toda la velada) de haber elegido el camino de la blogosfera por la cantidad de gente interesante y cercana que han conocido. Román pasó la palabra a otro personaje que no podía faltar en el evento: Julio. Quien dijo que “entre Luis Miguel y Román le habían metido en un buen lío al sacarle de su casa porque él no valía para hablar en público”. Cuanto que pudo, Julio le devolvió la palabra a Román y, entre los dos, dieron paso otra vez a Luis Miguel… que ¡por fin! cedió el turno a su libro. Los personajes de Román y Julio tomaron la voz y la presencia de Miguel, sobrino del autor. Dos de sus sobrinas (Lucía y Ana) leyeron “El tiempo” (relato ganador del 1er. Premio del Certamen antes aludido). Su hermana, Koncha, es decir, quien os escribe este reportaje, aportó su granito de arena con una reseña sobre el libro,  que verá la luz un día de estos. Lo siguiente fue la lectura del micro “Libertad” por mediación de otra sobrina, Gemma. Como veis, la familia formó una piña en apoyo a Luismi (como le conocemos los íntimos) y a su gran afición, la Literatura. Como despedida, Luis Miguel puso la guinda al acontecimiento con una consideración en forma de alegoría, simbolizando al arte como un caramelo que puede venir envuelto de mil formas (la música, la danza, la literatura, el cine…) “Pero, lo esencial, dijo,  es que el sabor de este caramelo, a veces dulce, a veces amargo, a veces alegre, a veces triste, se instale eternamente en un rinconcito de nuestro paladar para, cuando lo necesitemos, pasar el extremo de la lengua por él y que nuestras papilas gustativas se recreen de nuevo en sus historias”.  Al final, el cava y unos dulces pusieron el broche de oro a una presentación que resultó tan brillante como emotiva. 

21 comentarios:

Pedro Luis López Pérez dijo...

Emotiva e inolvidable presentación de la sombra de las Horas. Me alegro un montón, de veras...Gran broche de oro y muy buena definición final sobre lo que representa el arte en todas sus facetas.
Un abrazo, Koncha y ronronguaus.

Margari dijo...

¡Qué bien lo tuvistéis que pasar! Y muy bien arropaditos que estabáis. Que bien que no faltó ninguno, y que Julio y Román pudieron acompañar a Luis Miguel este día, que si llegan a fallar les pego una colleja, jajaja. Y ese broche final por parte de Luis Miguel es magnífico. No se puede definir mejor el arte. Un arte que en vuestra familia brilla de una manera envidiable.
Gracias por esta rápida crónica, Koncha, que ya tenía ganas de saber algo. Ahora a esperar que nos cuenta el gran protagonista. ¿O está todavía en una nube?
Besotes!!!

Pilar Muñoz dijo...

Me alegra que fuera inolvidable. La primera siempre lo es, y si uno se encuentra arropado de esta manera, todo es mucho más emotivo y se queda grabado a fuego en el corazón. Un beso para todos los que contribuisteis a que ese fuera un gran momento en la vida de Román, o de Julio o de Luis Miguel.

KONCHA MORALES dijo...

Hola a los tres. Luismi, Román y Julio os están preparando, si es que la emoción les deja y, como dice Margari, pueden bajarse de la nube, una entrada muy especial. No os impacientéis porque ya está cociéndose en el horno... Besazos!!

LA VIEJA ENCINA dijo...

¡Que emocionante debio de ser y que agusto se os ve en las fotos, me alegro tanto...Además de lo ya dicho por mis compañeros comentaristas debo añadir que me ha encantado el momento de invocar a los amigos blogueros, entre los que me siento incluida. Gracias Concha por tu crónica, besos

KONCHA MORALES dijo...

En cuantito que cerramos los ojos, allí aparecistéis. Y, faltaría más, la Silvia de Graná estaba entre los que llegaron desde la blogosfera. Un besazo.

Roberto dijo...

siempre es un placer reencontrarme con los blogs, y concretamente con el tuyo
un saludo
roberto

Carmen dijo...

Una tarde inolvidable por lo que cuentas, a gusto, bien rodeada de gente amiga y querida... Me alegra mucho!!
Besos,

Paloma dijo...

¡Me encantan las fotos!
Vengo del blog de Román en el que acabo de dejar mi "crónica imparcial" de la presentación.

Tu has hecho una estupenda crónica en la que no te dejas nada de lo que nos brindó esta jornada entrañable, simpática y emotiva.
Sólo añadir que tu aportación fue especialmente brillante y nos dejaste a todos con un nudo en la garganta.

Una velada inolvidable en la que se de buena tinta que todo el mundo disfrutó muchísimo.

Besos.

ROMÁN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
ROMÁN dijo...

¡Qué compañeros de aventura tengo! Los que estuvieron en mi lado de la ¿mesa? Los que estuvieron al otro lado. Y los que llegaron cuando cerramos los ojos. Pero hay una especial, no sé si la conoceréis, se llama Koncha y tiene un blog, DESDE VALLEKAS. Y un gato humano y sabio, Kafeto. Y a la pobre la tengo estresada intentando sacar las imágenes en movimiento de un aparato para guardarlas en el ordenador y que algún día podáis verlas. Y me hizo un reseñón de mi libro que ha hecho que "La sombra de las horas" esté llorando de la emoción en su caja. ¡Gracias, hermana! ¡Y gracias a los comentaristas que me preceden!
Muases que se han quedado sin palabras...

KONCHA MORALES dijo...

Roberto, gracias por volver a pasarte por aquí. Un abrazo.

Carmen, sí que fue una tarde muy especial. Imborrable. Un beso.

KONCHA MORALES dijo...

Hola de nuevo, Paloma. Desde esta, mi casa, continuo insistiendo, a ver si te decides de una vez a unirte a nosotros en la aventura bloguera. Nos estamos perdiendo a alguien (a ti, por supuesto) muy, pero que muy capacitada para crear un espacio que levantaría oleadas de aplausos entre los asistentes. Sabes que cuentas con el de mi hermano y con el mío desde hace tiempo. ¡¡Andaaaaaaaaa!! No me seas remolona. Besito... y decídete ya ¡pardiez! Huy, se me olvidaba darte las gracias por tu comentario.. jeje.

KONCHA MORALES dijo...

¡Ay, hermano Román, me conmueven hasta lo más hondo las lágrimas de tus sombras (buen título también, eh?)pero si hay una palabra que defina lo que ahora siento recordando la entrañable jornada del jueves es... ¡pues no la encuentro! No existe. Lo que vivimos en la graduación de tu libro no se puede explicar. Tus muases tienen razón. El mío se la da, y los ronroneos de Kafeto entonan el Himno de la alegría...

Lídia dijo...

Gracias por las fotos, me alegro de que todo haya ido bien!!!! se os ve muy contentos!!!!
Un beso y suerte con la novela!!!!

KONCHA MORALES dijo...

Gracias, Lídia. Disfrutamos muchísimo y lo vivimos con intensidad. Un beso.

mientrasleo dijo...

Qué maravilla Koncha. Estaba deseando leer cómo fue la presentación, verla a través de vuestros ojos es lo más cercano a estar allí.
Gracias por compartirlo con todos. Muchas gracias.
Un beso

KONCHA MORALES dijo...

Otro beso para ti, Silvia, por haber ocupado uno de los silloncitos que mi hermano reservó para los amigos blogueros.

Rosa de los Santos dijo...

Como dije antes, felicidades y enhorabuena otra vez!! muy bonitas las fotos, se os ve hasta guapos por lo felices que estáis !!! jajajajaj besosss

KONCHA MORALES dijo...

Gracias, Rosa, por el piropo, jeje. Un besazo.

Pablo García Fernández dijo...

A Ángela y a mi nos emocionó ver como "hacíais camino" con esa presentación tan emotiva y encantadora. Gracias por habernos permitido acompañaros. Besos mil.