ojos

viernes, 18 de noviembre de 2011

CIENCIA FICCIÓN

Desde el otoño, en una típica tarde lluviosa y templada en Vallekas, me paro a pensar en lo que va a ocurrir a partir del próximo lunes 21 de noviembre. Primer día después de unas elecciones generales. Me gustaría ser Julio Verne, y escribir "De la Tierra a la Luna", o Lewis Carroll y atravesar el espejo junto con Alicia para pasearme por Europa y descubrir lo que nos tienen preparado en los años venideros, o ¿por qué no? hermanar mi pluma a la de Robert. A. Heinlein (¡qué honor!) y relatar con todo detalle, y una pizca de rabia furibunda, la auténtica historia de una siniestra invasión alienígena reencarnada en el siglo XXI. Los amos y los títeres jamás podremos caminar en las mismas condiciones. Es más, los hilos de la desigualdad se van alargando más, y más, y más... Nos ha tocado ser títeres, lo siento... ¡Aaaah, si hubiera nacido en la época de Cervantes o Lope...!

No hay comentarios: