ojos

miércoles, 16 de noviembre de 2011

EL OBJETO

Entro en los grandes almacenes y fijo mi atención en el objeto. Serena, acorto la distancia entre él y yo. Las luces del entorno dan la tonalidad más adecuada para que nadie aprecie nada extraño en mi comportamiento. Dentro de la vitrina, él resplandece como solo las grandes estrellas saben hacerlo. El hilo musical contribuye a crear el ambiente adecuado. Deseo poseerlo y lo intento alargando mi mano hasta límites insospechados. Lo tomo entre mis dedos. Se estremece. Todo está controlado. El objeto. La vitrina. La gente a nuestro alrededor. Todo está controlado menos los latidos de mi corazón.

No hay comentarios: