ojos

martes, 15 de noviembre de 2011

PESADILLA

Bebió la gaseosa mientras echaba un receloso vistazo a su alrededor. La cafetería del hotel ofrecía un diseño vanguardista. Espacios inmensos, luminosos, con los últimos avances tecnológicos colgados del techo. De niño le atraía la arquitectura, pero la tradición familiar le obligó a elegir la abogacía como profesión. Y en ese punto estaba, recién estrenado su flamante título. Tembloroso, miró el reloj. Su contacto se retrasaba. Respiró profundamente, cogió el maletín y se encaminó a su habitación. Una voz picuda y avasalladora le hizo detenerse antes de alcanzar el ascensor. “¡Yo no recibo órdenes de nadie ni hago pactos con leguleyos novatos…!” Asustado, dio media vuelta y se escondió tras un artilugio decorativo que simulaba un banquillo en posición vertical. Se imaginó allí sentado, en una postura imposible, inculpado de los más despreciables delitos… Sonó un despertador. “Roberto, cariño, vas a llegar tarde al examen de Geometría Descriptiva”.

1 comentario:

F. J. Méndez dijo...

Acabo de crear dos blogs. En uno de ellos se cuenta una historia y se llama "Las Tierras de Emeheise: Nadue" mientras que el otro es una enciclopedia del primero y se llama "Las Tierras de Emeheise". Visiten, lean y comenten por favor... :)

Las Tierras de Emeheise: Nadue - http://ltenadue.blogspot.com/

Las Tierras de Emeheise (Enciclopedia) - http://emeheise.blogspot.com/