ojos

martes, 7 de febrero de 2012

LO PÚBLICO

Noto a Kafeto la mar de alterado. Lleva unos días inquieto, mohíno, con sus morritos medio retorcidos en una mueca de disgusto. Él es consciente de que los empleados públicos no gozan de buena prensa. Por desgracia, la herencia franquista les ha dejado un lastre de antipatía (ganada a pulso durante los años negros del dictador)  por parte de una mayoría de ciudadanos, que resulta muy difícil de arreglar. Para colmo, El pobrecito hablador (más conocido por Mariano José de Larra) ya se había encargado, a través de sus artículos, en el siglo XIX de sentar un precedente pelín negativo hacia un colectivo que yo no dudo que por aquellos años disfrutara de grandes privilegios.

Cuando converso con él, le digo que no se preocupe, que ahora ya no es igual, que lo del "vuelva usted mañana" se ha solucionado gracias a Internet y que lo de las caras agrias tiene remedio porque existen hojas de reclamaciones para protestar contra todo aquel que se ponga farruco detrás de un mostrador o a través de una ventanilla. También le hago saber que lo público no solo se refiere al entramado burocrático de mover papelotes de acá para allá. A lo público pertenecen los profesionales de la Sanidad, de la Educación, de los Cuerpos de Bomberos, etc., etc. Gentes que cuidan de nuestro bienestar, nuestra salud y nuestro futuro, sin que los que viven de un modesto sueldo tengan que desembolsar más dineros que los que marcan las leyes de la Hacienda Pública, es decir, los impuestos. 

Mientras yo le estoy dando a conocer todo esto a mi gato, él vuelve la cabeza, airado. Diríase que  su melena ha sufrido una descarga de cien mil voltios y que su dignidad está a punto de ser devorada por las fauces implacables de un Decreto Ley. Kafeto ha escuchado por la radio que esta tarde en Madrid hay convocada una manifestación en defensa de los Servicios Públicos. Él no distingue entre privado y público porque los gatos caseros no necesitan de la Seguridad Social, ni pasan frío en las colas de las Oficinas de Empleo. Pero, sí escucha a diario los maullidos lastimeros de sus hermanos, los que viven al otro lado de la riqueza; los que se alimentan, cuando la suerte está de cara,  de las ratas que cazan en las alcantarillas. 

En un momento de mi discurso, vuelvo la cabeza y no veo a mi gato por ninguna parte. Preocupada, lo busco por la casa... y el fracaso me pone la piel de gallina y un nudo en la garganta. Me asomo a la ventana y, allá, a lo lejos veo a Kafeto con una pancarta en la mano camino de la parada del autobús. Pero esta vez no va solo. Le siguen miles de vecinos del barrio. Yo sonrío satisfecha y le hago un gesto de aprobación. Él, me guiña un ojo y lanza un bufido esperanzado al viento.











16 comentarios:

Margaramon dijo...

Cada día más y más manifestaciones. Y cada día más díficil nos lo ponen para salir de esta crisis. Juntos conseguiremos salir adelante. Me ha encantado tu relato.
Besotes

Pedro Luis López Pérez dijo...

Esperame Kafeto que ya voy.
Los Representantes que estan ahí, gracias a los Representados que somos nosotros deben poner más empeño en arreglar algo por lo que estan ahí desde las urnas, que las llenamos nosotros.Para el bienestar de todos, no sólo de unos pocos.
Un abrazo, Concha. Con Kafeto me tomaré unos traguitos de...agua...¡Mal Pensada!¿Verdad kafeto?

Margari dijo...

Y pocas manifestaciones hay para como está el panorama... Nos hacen falta más gatitos como Kafeto y que este país empiece a moverse.
Besotes!!!

KONCHA MORALES dijo...

Me parece que nos quedan largos meses de llevarnos las manos a la cabeza porque nuestros Representantes solo miran por sus intereses. También soy de las que piensan que hemos vivido tiempos peores y salimos del pozo, aunque de este pozo actual creo que los derechos de los trabajadores van a quedar bajo mínimos, mientras que las grandes fortunas ahí están, bien guardaditas, bajo siete llaves... Pedro y Kafeto, os dejo que brindéis a mi salud y a la de los manifestantes de esta tarde... Margaramon, pon tu copa que el agua es para los tres. Bsazos!

KONCHA MORALES dijo...

¡Ay, Margari... que has llegado tarde al brindis... jajajá. No te preocupes, brindamos tú y yo con un dulcecito moscatel, hala. Bsazo!

Margari dijo...

¡Ala! Pues he salido ganando llegando tarde, con lo que me gusta un buen moscatel!
Y sí, cuando salgamos de esta crisis, todos los derechos que se ganaron durante todos estos años, van a estar completamente perdidos. Y va a costar recuperarlos.
Besotes!!!

Lola dijo...

Por casualidad aterrizo en tu blog. Me ha gustado y me he quedado un ratito.
Si me quieres conocer entra en
http://boheme.zruspas.org
ó
http://panaderaimperfecta.wordpress.com
Un saludo de Lola

Humberto Dib dijo...

Hola, Koncha, llego hasta tu espacio desde un blog amigo.
Desde la distancia se hace difícil (y un poco entrometido) opinar, pero envío todo mi apoyo.
Si me permites, te sigo.
Un cariño.
HD

KONCHA MORALES dijo...

Gracias Lola por visitarme. Ojalá lo hagas más veces y por supuesto que me paso por tus páginas.

Me encanta que te estés por este rincón, Humberto Y gracias por tu solidaridad.

Bsazos a los dos!

LA VIEJA ENCINA dijo...

Lo siento Koncha pero no puedo estar de acuerdo contigo en lo que dices de que "nuestros Representantes solo miran por sus intereses". Estas equivocada al referirte a ellos con mayusculas, no merecen ni eso. Besitos , Silvia.

KONCHA MORALES dijo...

¡Ay! Silvia, completamente de acuerdo contigo. Me parece que llevamos unos años en que la gran mayoría de dirigentes mundiales de los países democráticos tienen muy poquita categoría... y menos ética y vergüenza. Así nos va a las gentes de a pie. De todas maneras, al principio me has dejado perpleja con tu afirmación... ingenioso el giro que le has dado después.
Bsazo!

Kayenna dijo...

Me alegro de que Kafeto tenga un par, porque según está el país, o se manifiestan los gatos o seguiremos siendo "cuatro gatos" los que nos alcemos ante los mercados, que son quienes nos gobiernan.
Un beso.

LA VIEJA ENCINA dijo...

Esa era mi intención Koncha, causarte perplejidad y a continuacion una sonrisa, espero haberlo conseguido, ya bastante serio es el dia a dia. Besitos, Silvia

KONCHA MORALES dijo...

Lo importante, Kayenna y Silvia, es que parece ser que aún quedan conciencias de clase que se remueven y, por supuesto, con un mensaje optimista y solidario, para contrarrestar la ineptitud de los políticos actuales. ¡Ay qué malamente estamos gobernados en el mundo mundial! Bsazos!

ROMÁN dijo...

¡Ese Kafeto y esa Koncha! Madre mía lo que nos queda por ver... Y hoy lo de Garzón. Es que, quiero decir tantas cosas, pero, no puedo, solo me salen insultos y verdaderas burradas... Creo que me voy a bajar un rato a ver si encuentro por ahí abajo a Kafeto y nos damos una vuelta. Espero no encontrarme con nadie que tenga "Bigotes". Hermana, un beso desesperado.

KONCHA MORALES dijo...

Seguro que te lo encuentras porque al escuchar lo de la "sentencia" ha salido corre que te corre, calle arriba, bufando con desesperación. Me voy a preparar una tisana... Muásss